“Es un gran privilegio que nuestra familia haya tenido la oportunidad de pertenecer a Liceo Los Rosales. El esfuerzo del personal por el desarrollo cognitivo de cada alumno, su atención personalizada y la gran formación doctrinal y espiritual que recibimos a nivel familia le da un plus a la Institución que nos hace confiar que la elección del Liceo Los Rosales fue la mejor. Es en el colegio donde mis hijas han formado y consolidado grandes amistades. Mis hijas se sienten muy queridas y eso les da la confianza para desarrollarse mejor como personas.”
Familia Mendoza Leal
"Nuestra hija vivió aquí 3 años maravillosos durante la secundaria, una etapa de cambios en donde el colegio fue un gran apoyo en todos lo sentidos: académico, espiritual, social; pudimos sentir que estábamos en el mismo canal de educación y formación… Mi hija encontró amigas de todas las edades, experiencias de vida que perduran y guiarán sus principios y valores con firmes cimientos; aprendizajes que le permitirán crecer y desarrollar aptitudes que tiene y las que no sabía que tenía. Desde el guardia que nos recibió por primera vez, hasta el personal de más alto nivel, percibimos ese espíritu que los caracteriza. ¡Felicidades! es una gran labor que realizan y que todos juntos convierten en algo grandioso; y mi hija y nosotros como familia queremos imitar en el día a día."
Familia Avendaño Sánchez
“Liceo Los Rosales escuela, hogar, institución que en mi corazón siempre llevaré. Agradezco primero a Dios por permitirnos pertenecer a la gran familia Liceo, donde aprendí a ser mejor amiga, persona, esposa y sobretodo mamá. Entre sus cursos, misas y preceptoras crecí tanto, que solo hay agradecimiento en mi corazón. Me llevo grandiosas amistades y hermosos recuerdos. Gracias a todo el personal, maestras y directivos que nos ayudaron a ser mejores personas.”
Dinorah Valenzuela de Pérez